Modernización de la zona de corte, carga y descarga del secadero.

El funcionamiento de la fábrica que fue construida por nuestra compañía 20 años atrás, ha sido impecable hasta la fecha. Sin embargo, la evolución del mercado de productos cerámicos así como su alto nivel de exigencia han hecho necesaria la modernización de la planta.

El equipo de dirección de la fábrica se planteó como objetivo remplazar todos los equipos de la zona de corte, carga de material verde en carretillas y descarga de productos secos para poder fabricar no sólo ladrillos caravista sino también bloques de todas las medidas.

La línea de corte se compone de dos sistemas en función del tipo de producto a fabricar. Inicialmente, un precortador corta la barra de arcilla a la longitud deseada.

En el caso de fabricación de ladrillo caravista, la columna de arcilla resultante pasa a un cortador biselador múltiple. El biselado de tres caras de la pieza se realiza mediante rulinas y el desbarbado de la base se realiza mediante unas cuchillas especiales. El cortador dispone de un sistema de detección de rotura de alambre y de un dispositivo automático de limpieza de alambres. Gracias a su alto nivel de rendimiento, la capacidad nominal de producción de la fábrica se ha ampliado sustancialmente.

En el caso de fabricación de bloques, la columna de arcilla se dirige hacia un cortador de bloques que puede cortar piezas de hasta 500 x 250 x 219 mm.

La línea de carga de productos en carretillas está formada por dos secciones: una banda transportadora que encamina las capas de material hasta la carretilla y un dispositivo especial con rodillos motorizados que se inserta entre las barras de los pisos de las carretillas para cargar el material verde con precisión milimétrica. La descarga de productos se realiza aplicando el método inverso al proceso de carga.

Nuestra compañía cuenta con una amplia experiencia en el diseño de este tipo de maquinaria así como con las competencias para poder adaptarla a los deseos y necesidades de nuestros clientes.

En opinión de nuestros clientes: “Equipceramic fabrica máquinas fiables y no caprichosas”.

Actualmente todos los equipos están instalados y funcionan con éxito.